Cómo identificar a los niños superdotados

superdotadoEn los años 70 se pensaba que el 80 % de la inteligencia era heredada, con lo que la superdotación dependía en un porcentaje muy alto de la genética. Los últimos estudios que se han realizado en las actualidad señalan que sólo el 50 % es hereditaria y la otra mitad depende del entorno y la educación del niño. El problema es que es complicado detectar las capacidades infantiles ya que a menudo pasan desapercibidos si no se les estimula adecuadamente.

Hay que distinguir entre un niño superdotado y un niño con talento académico. Que estudie mucho, sea «aplicado» (como decían nuestras madres) en el colegio y saque buenas notas no significa que sea superdotado. Pero hay ciertos comportamientos que si se pueden detectar y pueden delatarles como mostrarse inquietos, hacer preguntas continuamente, falta de interés, aburrimiento y desinterés de las actividades propuestas o cuestionamiento de la autoridad. Las claves para que esa capacidad no desemboque en un fracaso escolar, problemas de conducta o frustración es la detección temprana.

La revista Muface, con la colaboración de las psicopedagogas francesas Arielle Adda y Hélène Catroux, ha elabrodado una tabla que resume los rasgos que caracterizan a los niños y niñas superdotados:

– Suelen empezar a caminar, leer, sumar y restar precozmente, con poca o ninguna ayuda.

– Entienden pronto los matices del lenguaje y utilizan un vocabulario avanzado, por lo que expresan sus ideas con una facilidad y claridad impropias de su edad.

– Demuestran una gran curiosidad y creatividad. Son observadores e investigativos, hacen preguntas constantemente y consultan libros de referencia, diccionarios y enciclopedias.

– Aprenden con mucha rapidez y tienen una excelente memoria, sobre todo para lo que les interesa. Sorprenden a padres y profesores reteniendo información diversa y recordando detalles durante largos periodos de tiempo.

– A veces se distinguen de los demás por tener un pensamiento creativo, es decir, ideas originales y divergentes, con lo que son capaces de percibir una determinada situación de muchas formas diferentes.

También te puede interesar:
Primeros pasos para aprender a leer

– Aunque pueden ser introvertidos, son casi siempre muy independientes y suelen atesorar capacidad de liderazgo, algo que no impide que asuman responsabilidades para completar las tareas que se les encomiendan.

– Pueden sobresalir en una o varias asignaturas, y generalmente rinden muy bien en el colegio si están debidamente motivados. De lo contrario, muestran pérdida de atención y se aburren fácilmente, lo que en muchas ocasiones revierte en fracaso escolar.

– Sus intereses y aficiones son diversos y muy variados, pero muchas veces están enfrascados en sus temas y se muestran ajenos a todo lo que les rodea.

– Tienen excesiva carga de energía. Frecuentemente están alerta y parecen ansiosos, explorando intereses más allá de las limitaciones habituales de los niños de su misma edad.

– A menudo muestran inestabilidad emocional, así como resistencia a la autoridad si ésta es impositiva, ante la que se muestran muy desobedientes.

Más información: muface

 

 

Ir arriba