Había un sapo muy feo

que le crecía el pelo

bigote yo le pegaba

para taparle la cara

Una princesa encantada

de guapa no tenía nada

un beso al sapo le dió

y la rana se convirtió.

Dejar respuesta