niños, musica Desde hace unos años sabemos que poner música a los bebés mientras están en el vientre materno es beneficioso para su estimulación, favoreciendo el desarrollo sensorial, físico y mental. Incluso hay investigaciones que apuntan que la estimulación prenatal ayuda a mejorar el Coeficiente Intelectual. Entonces, si la música en buena antes de nacer, mejor será una vez que hayamos nacido.

Un niño de apenas un año de edad puede aprender a escuchar música, a guiarse por la música lenta o rápida. El ritmo conbinado con las letras contribuirá en gran medida a que el niño desarrolle destrezas de lenguaje. Los cassettes infantiles resultan útiles en la casa o en el coche para estimular la memoria y un buen libro de ritmos infantiles con muchas imágenes también agradará enormemente al niño.

También existen libros de ritmos musicales modernos que se cantan actualmente en todas las guarderías, entre estos los mejores son los que contienen música educativa (mencionando colores, números, letras, etc.).En ellas también se combinan los versos rítmicos para estimular al niño para que se fije tanto en la música como en la letra.

La música por tanto no es sólo un instrumento de diversión sino también de aprendizaje y adaptación a la vida y hay muchos recursos a nuestro alrededor para educar a los niños, solo hay que conocerlos y saber cómo aprovecharlos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here