Adivina quien yo soy:

al ir parece que vengo,

y al venir, es que me voy.

El cangrejo

Dejar respuesta