En la tierra te sembraron,
las aves te desearon,
cuando estuviste dorado
los hombres te segaron.

El trigo

Dejar respuesta