Al compas de las campanadas de medianoche

comemos una tras otra hasta llegar las doce.

Las uvas

1 Comentario

Dejar respuesta