Que alegre que está la noche,

la noche de la noche buena,

que alborotada la gente,

que ha nacido un inocente.

Vamonos toditos juntos

a la iglesia de Belén,

a ver al niñito Dios

que ha nacido nuestro bien.

Pero que dirá María,

que vamos solo a juzgar,

es preciso llevar,

una cofia y una mantilla.

Y aquí le traigo, señora

una vara de crespón,

para que le hagas

al Niño cofiecita y faldón.

Con pitillo y chinchines,

al niñito vamos a ver,

con tambores y chinchines,

al niñito que esta en Belén.

Vía: Navidad.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here