Todas sabemos que la llegada a la pubertad, puede ser una época de grandes confusiones para chicos y chicas. Pero ahora hemos de conocer que la pubertad puede tener un efectivo negativo en la educación de las niñas, tal como indica la UNESCO y la marca Always® de Procter & Gamble, que unidas en un proyecto conjunto han presentado la primera publicación de buenas prácticas y políticas sobre la educación a la pubertad y la higiene menstrual.

Educación a la Pubertad y Gestión de la Higiene Menstrual, es la nueva publicación que se agrega a ocho publicaciones previas que integran la colección de la UNESCO. Las mismas han sido concebidas como una forma de combatir la ignorancia y la verguenza que enfrentan millones de niñas en todos los continentes,  cuando se ven ante los cambios que trae consigo la pubertad y que algunas se ven en total desconocimiento sobre lo  qué ocurre cuando les llega la primera menstruación.

niñas y educación

Esta situación tiene sus  efectos negativos que influyen en el  desarrollo físico y emocional, en su autoestima y en sus resultados escolares. En algunos lugares, la situación es tan complicada,  que las niñas faltan a clase o se ven abandonando el entorno escolar. Esto las convierte en mujeres que no podrán vivir plenamente su libertad y su vida cuando crezcan.

Es imperativo que este esfuerzo de la Unesco apoyado por la multinacional Procter & Gamble, llame la atención del personal docente, padres, autoridades gubernamentales y sociedad en general para fomentar la educación a la pubertad y gestión de la higiene menstrual. Aspectos importantes en la búsqueda de la igualdad de género en la educación.

El objetivo es que ninguna niña sufra de falta de información y en su autoestima por no conocer sobre los cambios naturales que debe afrontar su cuerpo en la pubertad. La publicación de la UNESCO, abunda en temas relacionados con la educación a la pubertad y la gestión de la higiene menstrual desde la escuela primaria, recomendaciones claras para lograr que retroceda la estigmatización de la menstruación.

Imagen: Unesco

Dejar respuesta