Para la próxima década se espera que el 60% de las ofertas de trabajo en España requieran educación superior para poder ser seleccionados

Fuente:  Cámara de Comercio e Industria
Fuente: Cámara de Comercio e Industria

Un informe de la Fundación BBVA y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) presentado el pasado miércoles en la ciudad de Madrid indica que para la próxima década el 60% de las ofertas laborales serán para aquellas personas que tienen títulos en educación superior. Esto se reflejará en un incremento porcentual del 13% para conseguir empleo en aquellas personas que tengan carreras superiores finalizadas.

Las personas que tengan solamente los conocimientos obligatorios tendrán menos posibilidades para conseguir empleo la próxima década porque cada vez se están volviendo más específicos y exigentes los puestos de trabajo que se ofrecen en distintas empresas, fábricas y pymes que requieren un nivel de formación cada vez más alto.

El informe de BBVA

El informe presentado en Madrid lleva por nombre ‘La formación y el empleo de los jóvenes españoles. Trayectoria reciente y escenarios futuros’. Fue elaborado por investigadores del Ivie Lorenzo Serrano y Ángel Soler, ambos docentes en la Universitat de Vàlencia. El trabajo analiza distintos problemas laborales que enfrentan los jóvenes de 16 a 34 años durante las últimas 3 etapas de crisis económica que ha sufrido España. Además abarca el papel de los jóvenes en la resolución de las crisis y las perspectivas de empelo de cara a los próximos 10 años.

El documento vaticina que en la próxima década las posibilidades de conseguir empleo para los jóvenes españoles dependerán principalmente del nivel de cualificación. Los jóvenes con niveles de educación formal más elevados tendrán una amplia ventaja a la hora de conseguir empleos, y se estima que un 60% de las ofertas laborales tendrán como requisito estudios superiores completos.

Necesidad de iniciativas

Pensando en las personas que no tienen acceso a la educación superior, el informe del BBVA sostiene que hay que empezar a realizar iniciativas más potentes para garantizar al empleabilidad de las personas con escasa formación. Estas son las personas más vulnerables, expuestas casi en su totalidad a la exclusión laboral debido a las restricciones y problemas de un mercado laboral que cada vez tiene más requisitos.

El informe remarca que los alumnos con educación postobligatoria (desde títulos universitarios hasta bachillerato y formación profesional) tienen una probabilidad mucho mayor de estar ocupados, con una ventaja de 10,7 puntos porcentuales frente a los que solamente tienen un título de estudios primarios o secundarios. En el caso de los alumnos con título universitario se eleva hasta 12,9 puntos porcentuales la ventaja para hacerse con el título.

La importancia de la calidad de formación

Teniendo en cuenta que el futuro de la formación laboral es tan importante, el informe remarca que es importante que tanto el sector privado como el público pongan manos a la obra con políticas que faciliten el acceso a la formación educativa para que haya más personas cualificadas.

Se estima que apenas habrá trabajo para aquellas personas que solamente tengan completa la educación obligatoria, y que en un mundo siempre competitivo y exigente, más del 60% de las ofertas laborales tendrán como requisito excluyente la necesidad de títulos superiores, universitarios o profesionales.

Años de formación y destrezas

Los autores del informe remarcan que la importancia en la formación educativa no solamente pasa por los años dedicados a la formación, sino también las competencias entendidas como un conocimiento verdaderamente efectivamente adquiridos y destrezas que se pueden poner en práctica. El mejor aprovechamiento educativo pasa por mejorar en un 13% las posibilidades de acceder a un empleo en el futuro.

El fracaso escolar

Otro apartado que se toca en la presentación del informe es el fracaso escolar. Se busca disminuir las elevadas tasas de abandono temprano en educación y fomentar nuevos circuitos por los cuales los que abandonaron la escuela puedan retomar la educación ya que de lo contrario quedarán excluidos de los trabajos que están mejor remunerados.

España es un país que tiene una alta tasa de fracaso escolar y es importante que haya un compromiso tanto del sector público como privado para poner en marcha planes que incentiven a los estudiantes a regresar a clases y a mejorar sus notas.

Los jóvenes y la crisis

En respuesta a las diferentes crisis económicas que han ido golpeando la economía española, los jóvenes han optado por continuar con la formación y buscar oportunidades de empleo en otros lugares. También hay muchos emprendimientos que nacen a partir de estas crisis que obligan a las personas a buscar una forma autónoma de ganarse la vida.

Las respuestas pasivas frente al desempleo son menores de acuerdo al informe y esto es una buena señal porque no son los jóvenes los que no quieren formarse, sino que hay una falencia en las ofertas que provienen del sector privado o público. ¿Cuán difícil será conseguir trabajo para los jóvenes en 10 años si no tienen título superior?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here