Poesía infantil

Poesía- El colegio

Todas las mañanas cuando me despierto, quiero ir al colegio porque me divierto. Allí tengo amigos y puedo jugar, aprendo canciones y MUCHAS COSAS MÁS. Todas las mañanas cuando me despierto le digo a mamá – ¡Quiero ir al colegio para trabajar!

Una historia de amor

Esta es la historia de un lápiz que no sabía escribir y su madre le decía: -Así no puedes seguir. Al lápiza no le gustaba pintar sobre la pared: – Yo no quiero hacer dibujos en hojitas de papel. Le asustaba el sacapuntas y las gomas de borrar. Se escondía en el estuche de su dueño Nicolás. Una tarde, como

Poesía- Para cruzar la calle

No crucéis atolondrados, mirad bien al os lados. Si se escapa la pelota párata en seco, ¡No cruces! te puedes caer de bruces, y en la selva del asfalto los tigres son autobuses y los leones autos.

Poesía: Barquito de papel

Con la mitad de un periódico hice un barco de papel, en la puerta de mi casa le hice navegar muy bien. Mi hermana, con su abanico, sopla y sopla sobre él. ¡Bueno viaje, buen viaje, barquito de papel!

Poesía- La muñeca rota

Sentada tantos años en una esquina una vieja muñeca siempre me mira. Tenía la muñeca cara de luna y los ojitos verdes verde aceituna. Sus manos de porcelana en el vestido se posan, en su pelo ondulado revolotean las mariposas. Tenía la muñeca los brazos rotos la mirada ingenua y los zapatos rojos. La cogí entre mis dedos con mucho

Poesía- El aseo

«Mi cuerpo yo cuido con mucho interés mi cara me lavo y lavo mis pies. Me baño y me ducho ¡mejor al revés! Me ducho y me baño me peino después. Cepillo mis dientes después de comer y siempre mis manos limpias y aseadas procuro tener»

Poesía- A la Mancha

Por allá a la tardecita dentro del espacio azul están jugando a la mancha diez mil bichitos de luz. Como va siendo de noche todos llevan un farol que apagan, para esconderse como diciendo ¡ a mí no ! Que encienden para mostrarse como gritando ¡ aquí estoy ! Por allá a la tardecita dentro del espacio azul están jugando

Poesía- La escuela del mar

A la rueda, rueda de la caracola duermen los cangrejos y ríen las olas. Los peces chiquitos, juegan en la arena. Se quedan dormidos junto a las ballenas. Los peces despiertan, saltan por las rocas, burbujas de risas, hacen en el agua sus palabras cortas. Cantan, sueñan, bailan y con sus manitas mecen en sus cunas a las estrellitas. Al

Últimos artículos

Scroll al inicio