Clicky

Archivos mensuales:enero 2009

0 166

La pandilla de Leo es un portal educativo creado por el gobierno de La Rioja para contribuir a la educación y formación de los niños, especialmente de su región. Y decimos especialmente porque son muchos los contenidos y actividades que se pueden hacer sobre la región, pero es una web a la que puede acceder todo el público nacional.

la-pandilla-de-leo

Con la ayuda de cuatro personajes que aparecen en el portal, los escolares podrán conocer la geografía de La Rioja y los paisajes y parques más bellos de la región. También podrán jugar a través de juegos web o conocer juegos para interactuar con los amigos y jugar en la calle, así como conocer juegos a los que jugaban sus papás hace años.

0 310

el-pais-de-los-estudiantesEl País de los Estudiantes es un proyecto desarrollado por el periódico El País en el que profesores y estudiantes pueden participar en la creación de un periódico a través de Internet.

La edición de este año está a punto de comenzar y el plazo de inscripción terminará el próximo 30 de enero, con lo que l0s grupos que no se hayan apuntado todavía están a tiempo para hacerlo.

El proyecto va dirigido para alumnos de entre 14 y 18 años, es decir, alumnos de 2º ciclo de la ESO, Bachillerato y FP de grado medio. Hasta el momento ya son casi 9.000 los equipos inscritos y más de 36.000 alumnos participando en este concurso en el que se repartirán más de 90.000 € en premios y regalos. Te esperan premios en metálico, viajes, material escolar, vídeo consolas y muchos más.

Más información: El país de los Estudiantes

Vía: El País

paloma1Claudita quería mucho a los animales y un día se encontró una paloma que tenía una de sus alas heridas y no podía volar.

Se acercó con todo cuidado y tomándola entre sus manos se la llevó a su casa hasta que sanara y pudiera nuevamente volar. Allí la metió en una caja de cartón con unos géneros viejos y le echó un poco de desinfectante en el ala para curarla.

Durante varios días, después que llegaba del colegio, ella hizo lo mismo hasta que la paloma pareció estar un poco mejor.

El viernes cuando llegó fue a verla como de costumbre, pero la paloma ya no estaba. Primero Claudita se alegró mucho pensando que la paloma se había sanado y que pudiendo volar se había ido a buscar a los suyos en el cielo. Pero, por otra parte, también se puso triste porque ya no la iba a ver más, y ella se había encariñado con la paloma.

Así, esos dos sentimientos estaban entonces juntos en su corazón: la alegría y la pena.

Como Claudita no entendía muy bien lo que le pasaba, fue a contarle todo a su mamá. La mamá le dijo que lo que ella sentía era algo natural, pero que la alegría tenía que ir poco a poco ganándole a la pena, porque aunque era verdad que ella echaba de menos a la paloma, ella la había curado para que pudiera volar, y que por eso, por haber logrado sanarla con sus cuidados, tenía que sentirse muy feliz.

Claudita, aunque comprendió e incluso estuvo de acuerdo con la explicación de su mamá, no pudo dejar de sentir pena, pues ella echaba mucho de menos a su paloma.