Cómo trabajar las DISLALIAS en el aula

Cómo trabajar las DISLALIAS en el aula

Se puede definir las dislalias como alteraciones de uno o varios fonemas por sustitución, omisión, inserción o distorsión de los mismos. Son las más frecuentes y conocidas de todas las alteraciones del lenguaje.

¿Qué puedes hacer con estos alumnos en tu aula?

Una vez evaluada el tipo de dislalias por el logopeda del equipo de orientación o por el maestro de Audición y Lenguaje, se propondrán unos ejercicios específicos para la reeducación. En el aula ordinaria, además, se pueden llevar a cabo los siguientes en función de estos objetivos:

– Trabajar la coordinación dinámica y el ritmo, como paso previo a la articulación oral.

  • Sentado en una silla, el alumno/a golpea alternativamente el suelo con el pie derecho y el izquierdo siguiendo distintos ritmos.

Escuchar un ritmo sencillos y reproducirlo (palmadas y patadas, sonidos y palmadas,…)

  • Mientras que suena la música o algún instrumento, los alumnos deben andar por el aula, cuando la música se pare deben permanecer quietos sin moverse.

– Desarrollar una adecuada discriminación auditiva de sonidos y de los fonemas alterados.

  • Reconocer ruidos familiares, de animales, sonidos de instrumentos musicales, ruidos hechos con el cuerpo,…
  • Identificar un fonema determinado en distintas posiciones dentro de una palabra. Ejemplo: ¿Dónde está la “p” en pato, al principio, en medio o al final de la palabra?

– Pronunciación correcta de los fonemas alterados.

Realizaremos actividades que faciliten la movilidad bucofacial y distintas praxias que favorezcan la adquisición de los distintos fonemas alterados. Para ello se proponen las siguientes actividades:

  • Control del soplo: soplo de velas, de papelitos, soplar con pajitas,…
  • Movimientos de mandíbulas, labios, mejillas y de lengua: ponercara de enfadado, de tristeza, de alegría, de asombro,…
  • Praxias linguales específicas del o de los fonemos alterados, que deberán ser facilitadas por el maestro/a de Audición y Lenguaje del centro.

– Trabajar el uso, de manera satisfactoria, del lenguaje verbal y no verbal en distintas situaciones de interacción:

  • Poesías, retahílas, cuentos incompletos,…
  • Adivinar palabras por su descripción: “Tiene trondo y hojas”, “En ellas vivimos”.
  • Ejercicios de cierre auditivo: abri…, cami…, panta…, ga…
  • Imaginar las consecuencias de situaciones fantásticas: ¿qué pasaría si… entrase un toro por la puerta?, ¿si las paredes se convirtieran en chocolate?,…
  • Juegos de mímica: Cada niño/a imita por gestos una determinada acción (dormir, barrer, bailar,…) y el grupo debe adivinar qué está haciendo.

2 COMENTARIOS

  1. hola, tenéis ejercicios para trabajar la dislalia de la r? es para niño de cinco años. gracias

Dejar una respuesta